El boom de la compra de aldeas para vivir en ellas: "Este año ya hemos vendido cuatro y el teléfono no para"