Desde La Palma, tras pasar por una erupción, terremotos y un incendio: "Es tan hipnótico como terrible, gente perdiéndolo todo"