El walkman sacó la música de paseo hace 42 años: todo lo que hacías y ya casi has olvidado