Un gaditano recrea un truco de cartas con el que adivina exactamente dónde está cada español