Las veces que el Clint Eastwood fue más duro que Clint Eastwood