Tristán Ulloa se cura y cuenta lo que pasa dentro de los hospitales: tiritonas en pasillos y mucho miedo