Tres hijos, un piso en Brooklyn y una casa en el campo: la historia de amor de 70 años de Noah Gordon y Lorraine Seay