De cuando el rock coquetea con el demonio: diez canciones diabólicas para bailar con el Maligno