Sinatra pensaba que ‘Strangers in the night’ era una “mierda” de melodía: Artistas que echan pestes de sus propias canciones