Zumbidos y siseos: los problemas de sordera a los que se enfrentan los rockeros de siempre