El clamor social para reservar a los mayores la primera hora del supermercado