La herencia de Pau Donés: varias empresas y una casa en Pirineos que no se vende