Jugadores de chapas a los 50 o el niño que llevas dentro: "Es adictivo"