Empezamos el reto: así va a lograr Iván Perujo, el entrenador de las estrellas, que Pablo Carbonell baje tripa