Cocinar a más de 63 grados o usar lejía alimentaria: claves para limpiar la comida en tiempos de coronavirus