Cambiar el autoconsumo de calmantes por el fisio o cómo frenar el envejecimiento y evitar dolencias crónicas