Investigadores de Harvard dan con la clave: el virus de la enfermedad del beso es la causa principal de la esclerosis múltiple