Cenar un yogur o una fruta: el mito de que baja tripa desmontado por un nutricionista