Si mi hijo es asintomático y le toca vacunarse, ¿supondría un riesgo para su salud?