El miedo de investigadores y la OMS: claves para entender el riesgo de una mala vacuna o una reacción grave