No fue una lotería, sino ciencia: ¿por qué España empezó a perder los penaltis desde el cara o cruz de Jordi Alba y Chiellini?